Panorama laboral para el inmigrante

 

Sí, hay mucho desempleo en España y en Catalunya. No lo podemos negar: supera el 25%.

Dado que hay mucha gente con papeles buscando empleo, los empleadores no tienen ningún incentivo a elegir personas sin papeles. Por eso, recomendamos fuertemente tener los papeles en regla si es que quieres conseguir trabajo en España o Catalunya.

Sin embargo, también es necesario recordar que algunos españoles rechazan los empleos que se les ofrecen, pues aún tienen en vigencia su seguro de desempleo. Esto beneficia a los inmigrantes nuevos, pues no tienen ese seguro de desempleo y están mucho más dispuestos a aceptar trabajos que algunos españoles no quieren hacer.

Para obtener un trabajo en un puesto calificado (de ingeniería, por ejemplo) quizás hay que atravesar una búsqueda de varios meses (a nosotros nos sucedió). Sin embargo, hay muchas posibilidades de encontrar trabajos temporales en ámbitos que no tengan tanto que ver con nuestra formación.

Si se está dispuesto a trabajar algunos meses en un puesto que no es acorde al de nuestra formación, entonces las posibilidades de que te vaya bien en España (y en Barcelona en particular)  son bastante altas.

Aquí abajo van ejemplos de trabajos temporales que muchos latinoamericanos ejercen, como “puente” hacia otros mejores puestos:

España tiene una población envejecida: muchos ancianos y pocos jóvenes. Por lo que hay mucho trabajo en las tareas relacionadas con la geriatría. Atender a nuestros mayores es una de las tareas más dignas y que más requieren de un corazón amoroso. No todos los españoles piensan así, por lo que es muy común notar que quienes cuidan a los ancianos españoles son, en general, mujeres latinoamericanas. Por eso, si tienes formación en psicología, enfermería, medicina o alguna ciencia de la salud, tienes un puesto asegurado en el ámbito de la geriatría. También suelen contratar docentes y gente con habilidades interpersonales muy desarrolladas.

En Barcelona hay tantos bares como tiendas de ropa: muchos. Por lo que si se te da bien la atención al público, tienes buenas posibilidades de conseguir trabajo en uno de esos dos ámbitos (como camarero o vendedor). Para esos puestos es muy útil saber inglés (aunque no es excluyente), pues Barcelona es una ciudad fuertemente turística.

Los dos tipos de trabajos antes mencionados reciben una paga de alrededor de 7500 a 1100 euros, por jornada completa. Eso es suficiente para que vivan dos personas (o una sola se quede con un buen ahorro).

En resumen: la desocupación es alta, por lo que debes venirte sí o sí con papeles (o con posibilidades de tramitarlos aquí). Una vez llegado, es muy probable que te cueste varios meses (alrededor de 6 a 8) encontrar un trabajo en tu área, por lo que debes estar dispuesto a trabajar en otras áreas durante ese tiempo. Los trabajos vinculados con la atención geriátrica o la atención al público suelen ser realizados por los jóvenes latinoamericanos “recién llegados”. Si persistes, dejas de lado el orgullo y trabajas, es altamente probable que encuentres trabajo en tu área. Lo hemos comprobado en decenas de casos.