Empadronamiento

Por ley, toda persona que viva en España (tenga o no “los papeles en regla”) tiene la obligación de estar inscripto en el padrón del municipio donde resida. Pero no sólo es una obligación: también te permite acceder a determinados servicios sociales. Por ejemplo:

  • inscripción escolar de los hijos,
  • canje del permiso de conducir,
  • asistencia sanitaria,
  • autorización de residencia y trabajo,
  • acceso a ciertas ayudas sociales.

Es el primer trámite que aconsejamos hacer y para ello necesitas fijar un domicilio. No es necesario que sea en una vivienda de tu propiedad: puede ser un piso de alquiler o la vivienda de un conocido que autorice que te empadrones en ese domicilio. Si alquilas una habitación en un piso compartido, pregunta si te permiten fijar esa dirección para empadronarte.

Importante:

  • Aunque no tengas permiso de trabajo o residencia igualmente puedes hacerlo, pues el ayuntamiento no controla la legalidad o ilegalidad de tu residencia.
  • Estar empadronado es la mejor manera de demostrar el tiempo que llevas viviendo en España a la hora de poder regularizar tu situación a través del “arraigo”.

Para empadronarte necesitarás obtener una cita previa en la web del ayuntamiento. Una vez allí, completa tus datos en el formulario y luego selecciona el tema: OAC gestión, alta padrón.

El día de la cita dirígete a la Oficina de Atención Ciudadana (OAC) del ayuntamiento que te corresponda para presentar la documentación exigida (que encontrarás más abajo). Luego de que te inscriban en el padrón, te darán un papel que acredita tu residencia en ese municipio. Es un trámite gratuito, rápido y simple.

¿Qué documentación necesito?

– Formulario de Alta en el Padrón, que tienes que pedir en la Oficina del Ayuntamiento más próxima a tu domicilio.

– Documentación de identificación personal: puede ser DNI español, carta de identidad o pasaporte. En caso de hijos menores, debe ir acompañado de la libreta de familia o acta de inscripción del nacimiento.

– Si vas a empadronarte en un domicilio de tu propiedad: escritura o contrato privado de compraventa.

– Si es un domicilio de alquiler: contrato de alquiler vigente con duración mínima de 6 meses.

– Si no tienes ninguno de los anteriores: autorización expresa firmada por el propietario o arrendatario de la vivienda donde te alojas, acompañada de una fotocopia, según corresponda, de la escritura o contrato de alquiler y su documento de identidad. Igualmente puede firmar una persona ya empadronada únicamente para autorizar a la pareja o hijos, presentando la documentación correspondiente.

– En el caso de no contar con domicilio habitual, el artículo 3.3 de la Resolución de 16 de marzo de 2015 del Ministerio de la Presidencia ofrece la posibilidad de que los servicios sociales del ayuntamiento realicen una visita al sitio que indiques como tu vivienda y emitan un informe constatando que realmente vives allí. Este trámite puede demorar 3 meses.

¿Cuándo es necesario renovar el empadronamiento?

Cada vez que cambiemos de domicilio dentro de ese municipio debemos comunicarlo al ayuntamiento. Asimismo, si cambiamos de municipio debemos hacer un nuevo empadronamiento en cuyo caso el nuevo municipio notificará al antiguo y procederá la baja del padrón anterior.

Si te empadronas con pasaporte de un país de la Unión Europea, deberás informar el cambio de situación una vez que obtengas tu residencia permanente (tarjeta verde o certificado de la UE).

Si empadronas con un pasaporte de un país no perteneciente a la UE y aún no tienes la autorización de residencia, tendrás que renovar la inscripción padronal cada 2 años.

Si deseas ampliar la información haz click aquí.